Google+
15 noviembre 2013,
 2

En el mundo digital (y en el no-digital) escoger en base únicamente al precio mas barato puede resultar extremadamente caro. Esto es lo que ha ocurrido en la adjudicación de la empresa que ha creado la web del Obamacare. Tras varias subcontratas el proyecto acabó siendo desarrollado por una empresa canadiense que, visto el resultado, no estaba capacitada para hacerlo.

obamacareerror

El resultado fue que la web se bloqueó, y muchos datos de los asegurados no se sabe si están almacenados correctamente. La inoperante web del sistema de salud de los USA esta mal diseñada desde el inicio, y hay expertos que ya habían predicho que esto podía pasar.

La propia arquitectura del sitio, su carga de ficheros, formularios de inscripción poco claros…

 

 

Una de las decisiones políticas y sociales mas importantes de la historia de los Estados Unidos, está en serios problemas por  una decisión basada en el  precio sin valorar la calidad.

Este caso nos presenta a varias reflexiones:

  1. En términos estrictamente económicos, el ahorro inicial seguramente se convierta en un sobrecoste al tener que arreglar el desaguisado inicial.
  2. A esto hay que sumarle los costes no económicos de esta mala elección. El Obamacare está siendo víctima de todos los medios de comunicación, como la caricatura de la portada de la revista New Yorker (arriba). El Obamacare tiene enemigos políticos y las marcas tienen enemigos en sus mercados: Esta situación es aplicable al 100% en el mundo del marketing. Un error puede tener consecuencias que aprovechen los adversarios.
  3. Cada proyecto es un mundo. La responsabilidad de los proveedores es encontrar una solución ADECUADA a cada proyecto al precio mas ajustado posible. Esta es la lógica de que existan agencias, el valor añadido que debemos ofrecer a cada cliente en cada proyecto una solución tecnológica, estratégica y económicamente adecuada a cada trabajo.
  4. Existen partes en las que no se debe ahorrar nunca, como tener un hosting que no aguante tráfico y deje inoperante nuestra web, externalizar un community manager muy inexperto, contenidos hechos en serie, etc… Al final, muchas crisis de reputación, problemas técnicos suelen ser por  un ahorro  pequeño en un factor que podía ser decisivo. 

 

En definitiva, el precio es un factor a tener en cuenta, pero no debe ser el único que haga decantarse por una propuesta u otra.

 

¿Conoces algún caso parecido al de Obamacare que quieras comentar?

 

¿Has ahorrado en algún proyecto y te ha salido caro? ¿Nos lo cuentas?